n la actualidad la plantación de viñedo asciende a 30 hectáreas plantadas en su mayoría de la variedad Tempranillo, originaria de esta zona, aunque también disponemos de variedades como Cabernet Subiñon y Merlot, con el fin de potenciar nuestros crianzas y jóvenes respectivamente.

l cuidado del suelo así como de la propia planta se realiza de la forma más tradicional procurando siempre no utilizar herbicidas residuales ni de contacto, ni tampoco productos sistémicos que puedan acarrear posteriormente consecuencias para la planta.

l suelo es tratado como se hacía antiguamente con el arado curvo, hoy más conocido como intercepa, mientras que a la planta únicamente se le suministran azufres tanto líquidos como en polvo, procurando evitar riesgos de enfermedades tan comunes como el odio y el mildiu principalmente mediante un buen laboreo, que siempre será realizado única y exclusivamente por miembros del entorno familiar con gran esmero:

 

  • Podas en verde que garanticen la mayor aireación posible a la planta.

  • Eliminación de esperguras y chupones cuando va incrementando su vegetación.

  • Deshojado, teniendo siempre en cuenta no eliminar demasiado forraje para que la planta conserve su frescura.

  • Descarga de la cepa desde mediados de agosto a mediados de septiembre para tratar de obtener unas bayas de calidad excepcional.